En los tiempos en los que vivimos en los que practicamente todas las agencias inmobiliarias muestran la mayoría de su catálogo de propiedades online tenemos que diferenciarnos ofreciendo algo más.

En otros post hemos hablado de los tour virtuales y del Home Staging, técnicas y recursos que se usan para poner en valor la propiedad, enseñar todo su potencial y acelerar la venta.

El Open House es una jornada de puertas abiertas y como tantas otras técnicas de marketing inmobiliario tiene su origen en Estados Unidos.

En una jornada de puertas abiertas se abre la propiedad durante todo un día para que los posibles compradores vayan a visitarla, a sentir esa propiedad que ya han visto a través de pantallas (ordenador o móvil). Si bien organizar un Open House para una vivienda le supone más preparación al agente inmobiliario que una visita individual los resultados suelen ser mejores.

Para que un open house funcione es necesario:

  1. Preparar la vivienda en limpieza, orden, luz, etc para que luzca lo mejor posible.
  2. Elección correcta del día. Ya que el agente tendrá que estar todo el día en la propiedad el día debe ser el apropiado para que el mayor número posible de compradores hagan la visita. No hay una fórmula mágica para establecer el día, dependiendo del tipo de propiedad y de quién sea su potencial cliente habrá que elegir una fecha u otra. Por ejemplo, si se trata de una vivienda en una urbanización orientada a segunda vivienda, vivienda de vacaciones, se obtendrá mejor resultado si el open House se realiza en fin de semana pues los posibles compradores tendrán que desplazarse a la zona. También habrá que tener en cuenta el calendario pues si coincide con cercanía a fiestas como la Navidad, puede que le resulte muy difícil la visita a los interesados en esa propiedad.
  3. Atención al cliente. Realizar un open House no significa abrir la propiedad y que el agente pueda estar en una mesa realizando otras labores. En una jornada de puertas abiertas el agente inmobiliario debe acompañar, guiar e informar de todas las dudas de la propiedad y de la zona.
  4. La publicidad para ese evento debe de estar muy cuidada pues se pretende que todos los interesados en la propiedad la visiten. Debe de ser anunciada con suficiente antelación y usando los medios que ayuden a llegar al cliente ideal.

Estamos acostumbrados a ver Open House en la televisión en las películas y series americanas. Se han utilizado tanto en series de comedia como en películas de terror y esto es de gran ayuda para que los compradores entiendan la función de este tipo de eventos, que se animen a visitar un open House sabiendo que van a estar igual de bien atendidos que si se tratase de una visita individual pero con mucho más tiempo para visitar todo el inmueble con mayor independencia.

Como estamos en una sociedad donde cada vez disponemos de menos tiempo, ya están llegando los Open House virtuales, a través de una videollamada el interesado le puede solicitar al agente inmobiliario que se desplace de un lugar a otro. En estos casos, recomendamos la visita virtual pues quizá la mayor ventaja del Open House es poder sentir la propiedad.

Compártelo:
WhatsApp chat