La llegada de un bebé al hogar trae muchos cambios: alegría, miedos y la necesidad de adaptar el hogar.

Organizar la habitación del recién nacido puede provocar pequeños quebraderos de cabeza. Los primeros meses solo necesitará un cambiador y una cuna pero la decoración de la habitación debe planificarse para cubrir las necesidades del niño en los próximos años.

Debe haber un lugar dedicado a dormir, a jugar tanto en solitario como con amigos o primos, otro a pintar y dar rienda suelta a su creatividad. 

Un bebé no elegirá los elementos decorativos del cuarto pero es mejor optar por los colores sólidos que combinen en armonía y evitar los colores estridentes que los estimulen demasiado visualmente. Para que la decoración pueda ser funcional e ir evolucionando con el crecimiento del niño, una buena opción es usar vinilos de pared. Algunas de estas pegatinas son realmente artísticas y resultan mucho más fácil de sustituir que si optamos por pintar un mural en la pared. Cuando los niños vayan desarrollando sus gustos y preferencias podrán tener un lugar que lo sientan como más propio.

Cómo elegir los muebles en la habitación infantil

Para que no haya que cambiar los muebles con frecuencia, algunos fabricantes ofrecen muebles modulares y adaptativos. Por ejemplo, la cuna puede convertirse en una cama más grande quitando lo barrotes o cambiadores que se convierten en escritorio para cuando empiecen a realizar trabajos manuales. 

Los muebles considerados evolutivos suelen ser más caros que los tradicionales pero si te preocupa el medio ambiente y quieres que el esfuerzo que realices ahora se mantenga durante unos años es una buena opción. En estos casos, siempre recomendamos s elegir modelos atesorares y sobrios para que nadie se canse de su visión. 

Los muebles evolutivos fueron ideados para que la habitación crezca con los bebés. Pero no solo debemos valorar los muebles evolutivos pues los convertibles o multifunción son una opción muy buena. Un banco con espacio para almacenaje ayudará a que los niños recojan su habitación pues podrán guardar sus juguetes en un gran cajón sin dificultad. 

Cada vez más familias optan por este tipo de muebles convertibles. La cuna que se convierte en cama suele ser el comienzo pues así se organiza el resto de la decoración alrededor de la zona de descanso.

Compártelo:
WhatsApp chat