Todos queremos vender una vivienda al mejor precio, por eso, si invertimos un poco en hacer algunas mejoras conseguiremos ese precio objetivo de una manera más fácil

Renovar es una estrategia que se viene utilizando desde hace muchos años desde propietarios a inversores. Se trata de una manera sencilla de atraer compradores para la propiedad inmobiliaria.

  1. Renueva tus paredes con una mano de pintura

La pintura es una de las formas más fáciles y rápidas de renovar una vivienda agregando valor. Si tienes tiempo libre puedes hacerlo tú mismo y el ahorro será aún mayor. 

Una capa de pintura en colores neutros y atractivos puede aportarte un incremento de varios miles de euros en la venta de la vivienda. También puedes contratar a un profesional sera para que te asesore en la elección de colores y técnicas o simplemente para que realice el trabajo completo.

  1. Actualiza la cocina

Con la vida ajetreada que tenemos a veces el único momento que compartimos con la familia es la hora de la cena. Tener una cocina atractiva, tocará las emociones del comprador pues imaginará los momentos que podrá pasar allí con la familia o preparando los alimentos alrededor de los que se compartirá como ha transcurrido el día. 

Si no tienes suficiente presupuesto para renovarla por completo, puedes realizar algunos pequeños cambios como instalar un suelo de vinilo. Se trata de un material resistente y una manera inteligente de camuflar los arañazos del suelo. No tiene por qué ser el vinilo más básico que se vea de baja calidad, ya es posible encontrar vinilos que imitan materiales de mayor calidad. 

También puedes pintar los muebles de la cocina, puedes darle una mano de pintura que les hará lucir como nuevos.

  1. Limpieza a fondo de las zonas exteriores

Si la vivienda cuenta con patio, balcón o terraza hacer una limpieza a fondo con una máquina a presión eliminará la suciedad y el moho y dejará la superficie como nueva. Las juntas del suelo de la terraza suelen acumular moho e incluso musgo pero será muy fácil de eliminar en un fin de semana con una máquina de agua a presión. 

4. Crea espacios atractivos

Puede que con el paso del tiempo hayas ido acumulando distintos muebles o sillones que aunque te sean de utilidad restan espacio y por tanto el comprador no percibirá igual las posibilidades que le ofrece esa estancia. 

El home staging es una técnica que utilizamos con la ayuda de profesionales para mostrar todo el potencial de la vivienda de una manera neutral y atractiva. Colocar un espejo para dar mayor sensación de espacio, cuidar la iluminación, retirar decoración que sobrecarga el espacio. Pero lo más importante es crear espacios, retirar los muebles que entorpezcan el paso y dejar pasar la luz para apreciar todo lo que ofrece esa vivienda. 

5. Cuida las plantas

Si tienes jardín y lo tienes descuidado quizá te compense contratar a un jardinero para que te lo ponga a punto. Las plantas dentro de casa que están secas o no lucen muy bien dan sensación de dejadez y de que la vivienda no estaba habitada. Convierte tu inmueble en un lugar que invite a pasar tiempo en él, añadirás valor y el comprador estará dispuesto a pagar el precio justo. 

Consúltanos para saber cómo podemos ayudarte a maquillar tu casa para su venta. 

WhatsApp chat